La ley de Murphy y el marketing

La ley de Murfhy

Marketing

Murphy y su maldita ley. A estas alturas de la película, ya hemos aprendido que “si algo puede salir mal, saldrá mal”. Solo hay que recordar que “una tostada siempre cae al suelo del lado de la mantequilla” para comprobar su veracidad.
Lo que nunca pudo imaginar el pesimista ingeniero es que, más de 60 años después, tan singular paradigma podría ajustarse a la perfección al mundo de la telefonía móvil.

En ese sentido, se podría reformular esta ley por “siempre nos quedamos sin batería en el momento más inoportuno”. Por muy buen smartphone que tengamos, la autonomía de estos dispositivos es, sin duda, la gran asignatura pendiente de un sector que muchas veces suele dejar de lado este apartado de vital importancia para el usuario.

En ese sentido, siempre se nos apaga el teléfono cuando el GPS nos guía por una carretera que no conocemos, cuando queremos sacar una foto para inmortalizar un momento mágico e irrepetible, cuando necesitamos enviar un mensaje urgente o cuando queremos llamar a una grúa porque se nos ha averiado el coche.

Ahí es cuando la ley de Murphy se cumple sin compasión. Y es que, pese a que los fabricantes nos prometen al menos un día de autonomía, los teléfonos apenas aguantan más de 12 horas, con un uso más o menos intensivo, antes de que tengamos que volver a recargarlos.

Todo un engorro tecnológico difícil de entender en pleno siglo XXI. Eso sí, la tecnología nos permite alargar un poco más el tiempo de nuestra batería y evitar que seamos una víctima más de Murphy.

 Cargadores

Tenemos disponibles una serie de alternativas que nos permitirán cargar la batería del dispositivo en caso de emergencia, aún cuando no estemos cerca de ninguna toma de corriente o PC. Una de ellas, y las más obvia, es el cargador para coches, unos dispositivos muy económicos y  que optando por ellas como regalo promocional permitirá asociar esa marca al objeto que te salvo de un aprieto logrando un impacto positivo de la misma. Siguenos en la guía del regalo cada semana nuevas ideas y consejos útiles para elegir el buen regalo promocional.

3 thoughts on “La ley de Murphy y el marketing

  1. Pingback: FITUR 2015· Ya seas Empresa o Público, Te Interesa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *