papel Caramelos

¿Papel ecológico o papel reciclado?

Papel ecológico: un proceso muy verde

Se define como papel ecológico aquel en cuyo proceso de producción se han tenido en cuenta criterios de sostenibilidad y de respeto al medio ambiente, con el fin de minimizar el impacto ambiental que, como todo proceso industrial, tiene la fabricación del papel.

Es decir, el concepto de “ecológico” se refiere al seguimiento de unas buenas prácticas a lo largo de todos los procesos de producción, de forma similar a lo que ocurre en el caso de los alimentos ecológicos. Otros criterios que nos permiten calificar a un papel como más o menos ecológico son el nivel de emisiones al agua y a la atmósfera durante el proceso de producción, el consumo de energía eléctrica y térmica y el tratamiento de los residuos generados. Todos estos aspectos pueden ser certificados mediante sellos como la “Etiqueta Ecológica Europea” o el sello “Cisne Nórdico”.

Papel reciclado: cuestión de fibra

El elemento básico necesario para la fabricación del papel es la fibra de celulosa, y esta fibra puede obtenerse fundamentalmente por dos vías: la tala de árboles (destinados o no inicialmente a la producción de papel) o bien mediante el reciclaje de papel existente y que es inservible en su forma actual. El papel reciclado es pues, aquél que se fabrica a partir de fibras ya utilizadas previamente. ¿Cómo se hace el papel reciclado? Para producirlo hay que recuperar y seleccionar papel (cualquier fibra no sirve para fabricar cualquier papel), no es necesario talar ningún árbol. Estos papeles también tienen sus certificaciones, la más famosa de las cuales sea posiblemente el sello “Ángel Azul”.

Como veis, ambas palabras hacen referencia a conceptos distintos y ante esto, lógicamente el cliente de la imprenta se pregunta: ¿Cuál de los dos es más respetuoso con el medio ambiente?

Bueno, como podéis deducir, los papeles ecológicos no tienen por qué ser reciclados pero ojo, tampoco los reciclados tienen por qué ser ecológicos: teóricamente puede darse el caso de papeles reciclados producidos de forma contaminante… sin embargo y aunque existe cierta polémica al respecto, parece ser que los papeles reciclados conllevan en general un menor grado de emisiones y consumo energético en su proceso productivo.

El papel más ecológico sería el que se obtiene del reciclaje dado que se elabora con fibras que ya están en circulación pero que además se elabora bajo unos criterios de sostenibilidad ambiental; desde Aura 21 le animamos a formar parte del cambio y a mirar nuestro catálogo de materiales compostables como los caramelos con papel compostable.